Empieza el curso en Tonairín

Por fin empezamos, con muchas novedades. Además de niñas nuevas, que nos encanta, también estamos en un local nuevo.

Para coger fuerzas una merienda. Las niñas ayudaron a poner un mantel, repartieron las galletas y los cruasanes, pusimos nombre a los vasos de agua y luego, antes de empezar, bendijeron la mesa.
Cuando todas habían terminado, retiraron el mantel, se lavaron las manos y empezamos la primera actividad.

Para empezar el curso, nada mejor que una normas decididas por las protagonistas de Tonairín. Entre todas decidieron qué se podía hacer y qué estaba prohibido. Y para decorarlo hicieron un montón de dibujos, los pintaron, recortaron y los pegaron donde mejor les pareció.

El resultado fue precioso:

Y después lo más esperado, el cuento. Tenemos la suerte de contar con una gran contadora de cuentos, MªCarmen. Consigue atrapar la atención de todos los que la rodean y no pestañear hasta el final.

Casi sin darnos cuenta, había pasado la tarde. Y después de dejarlo todo bien recogidito, nos fuimos ordenadamente hasta Tonaira.
Hasta la próxima semana.

Mes de la Virgen

El mes de María llega a su fin, hemos asistido a romerías, meditaciones, retiros…. como tema principal la Virgen. Y como no, en Tonairín también hemos dedicado nuestra manualidad a Ella.¡¡¡Tenemos unas Virgencitas preciosas!!!

Algunas niñas de 3° que ya estaban en Tonaira, se apuntaron a esta actividad con un resultado magnífico. Algunas les colocaron un imán por detrás para ponerlas en la nevera, otras querían su Virgen en su habitación, otras regalársela a su mamá… Pero lo que fue común a todas, es la ilusión que pusieron haciéndola y el gran colorido final.

Porque Madre no hay más que una

Ahora que ya ha pasado el gran día, podemos contarlo. “Porque Madre no hay más que una y como la mía ninguna”, nos esforzamos mucho estas dos últimas semanas, haciendo un regalazo a cada una de nuestras mamás.

Tuvimos mucho cuidadito en tener las manitas bien limpias, recortamos y pegamos tiritas con ondas y cuadritos.

Para finalizar dibujamos lo que más nos gusta, a nuestra mami.

Y luego le pusimos un lacito para que nos quedara precioso.

Con una pinza pequeñita unimos nuestros trabajos, así entregamos nuestro regalo que le encantó a todas las mamás.